Carmencita es una mujer de 51 años, madre soltera con 2 hijos, trabajadora incansable y una optimista inquebrantable – “porque el que no sueña, no respira”- dice con emoción, mientras recibe con orgullo el documento que la acredita como propietaria junto a las nuevas llaves de su casa.

Como ella son otras 95 familias felices que hacen realidad su sueño de vivienda propia y hoy gozan de su nuevo hogar en Portal de Guayacanes, lugar privilegiado en la ciudad de Tuluá, por su cercanía a vías principales, colegios y centros comerciales; con un diseño completamente terminado y con vías pavimentadas para su fácil acceso. Si aún no lo conoce, lo invitamos para que venga y sea el privilegiado de las últimas 3 casas que esperan por un hogar.